13 consejos para curso de bartender de primera clase

Un gran bartender nace con una afinidad natural para conectar con la gente. A menudo son fáciles de manejar y tienen el instinto de entender las necesidades de los demás. Este es un aspecto clave de ser un gran bartender. En segundo lugar, necesitarán entrenamiento un curso de bartender mejorarán sus habilidades de servicio al cliente y en la creación de bebidas.

Si lo que deseas es mejorar el servicio al cliente de tu restaurante, sigue esta hoja de ruta e incrementa tus ventas.

Las cualidades inherentes, junto con las habilidades de un barman afinado, atraerán y mantendrán una base de clientes leales. Hay reglas básicas que todo camarero debería estar entrenado para entender. Cada sesión de entrenamiento debe incluir una revisión de las reglas básicas. Cuando suba a bordo de un nuevo barman, tenga en cuenta que cuando una regla plantea un problema para el barman, puede que no tenga a la mejor persona para el trabajo.

Reglas básicas de un curso de bartender

  • Haz lo que puedas para hacer felices a los invitados, dentro de tus límites.
  • No es tu fiesta, ni tu bebida, ni tu bar. Trátalo como tal.
  • El bar es un escenario, mantengan el profesionalismo.
  • No te hagas demasiado íntimo con los invitados.
  • Edúquese sobre lo que sirve el bar y por qué.
  • Práctica, práctica, práctica. Las grandes bebidas se hacen conociendo los detalles.
  • Conviértase en un experto en el manejo de efectivo.
  • El servicio de bar es continuo, así que no te preocupes por las malas propinas.
  • Vístete y haz el papel.
  • Aprende a manejar el ambiente para atraer a los huéspedes, como por ejemplo, cuándo bajar el aire acondicionado o cambiar la música.
  • Practica las bromas con los invitados, ten un par de bromas preparadas y di «hola» y «adiós» a todos. Los huéspedes aprecian este nivel de servicio.
  • Siempre mantenga un bar limpio y ordenado.
  • Mantén la higiene personal muy limpia. No te toques la cara, el pelo u otras partes del cuerpo, y que siempre te vean lavándote las manos.

Entender y practicar estas reglas básicas es fundamental para convertirse en un buen barman. Pero si quieres un equipo de bartender de primera clase, tienes que profundizar en tu entrenamiento.

curso de bartender

Mantener el servicio rápido

Un bartender lento es una forma segura de perder clientes rápidamente por dos razones obvias: a los clientes no les gusta esperar demasiado para hacer un pedido o recibir sus bebidas. Los clientes que experimentan esto una vez pueden volver, pero la segunda vez será la última. Los bares con un servicio rápido y amable son muy solicitados y siempre ganan a los competidores.

Para evitar esta catástrofe, lo mejor es entrenar con un buen curso de bartender al personal para..:

  • Prepara su área de bar, (todo en su lugar). Las herramientas deben ser devueltas siempre al mismo lugar. Con el tiempo, esto se convertirá en un hábito, entonces las herramientas son fáciles de encontrar, y las bebidas pueden ser preparadas rápidamente.
  • Practicar hasta que sea perfecto. Preparar bebidas también puede convertirse en memoria muscular y la práctica crea eficiencia. Anime al personal del bar a practicar la preparación de bebidas en su tiempo libre o cuando el bar está lento. No sólo tendrán el conocimiento necesario para hacer una gran bebida, sino que construirán su memoria muscular. Cuando hay una oleada de pedidos de bebidas, el equipo del bar puede ejecutar los pedidos sin problemas y rápidamente, sin perturbar la experiencia de los huéspedes.
  • Siempre esté alerta y preste atención a los clientes con las bebidas casi agotadas.

De un minuto a otro, un bar puede pasar de la calma a la tormenta. Esto puede ser porque un grupo grande acaba de entrar o es el final del día laboral y varias personas se presentan en su bar alrededor de la misma hora. Manteniéndose alerta, los camareros pueden reaccionar a tiempo a las demandas cambiantes de los clientes. Durante el curso de bartender lograrás entrenar a los camareros para que se concentren en sus clientes y estén listos para actuar en una hora pico. Sin embargo, a veces la carga de trabajo es muy alta y se vuelve necesaria la ayuda de garroteros, en este artículo te enseñamos los pasos a seguir para su entrenamiento.

curso de bartender

Sé amable y habla con los invitados

La diferencia entre tratar a la gente como huéspedes y clientes es sutil, pero distinta: los clientes van y vienen, pero los huéspedes son duraderos y se convierten en habituales. A medida que su bar crece su reputación de tener un servicio consistente y rápido, nuevos clientes vendrán a ver lo genial que es. Con el tiempo, los huéspedes habituales se harán notar, y es importante recordar sus nombres y sus bebidas para proporcionar un excelente servicio al cliente.

Algunos camareros pasan la mayor parte de su tiempo limpiando; los vasos siempre están relucientes y las etiquetas de las botellas están orientadas hacia adelante. Aunque este es el escenario ideal, un bar limpio por sí solo no genera ventas. En lugar de cumplir el mantenimiento de un bar ordenado, entrena al personal del bar para que se centren primero en los clientes.

Los camareros interpretan varios papeles para los invitados, desde sirviente a personaje de fantasía a oyente comprensivo. Anima al personal del bar a charlar con los huéspedes y hacer conexiones, manteniendo una distancia profesional. Los cantineros nunca deben entrometerse en la vida personal de los invitados, pero deben estar dispuestos a escuchar. A través de la escucha, los clientes habituales y leales se convierten en invitados.

Se sugiere encarecidamente que no se proporcione asesoramiento no solicitado en tu bar, incluso cuando se le pida. A menudo, los invitados buscan simpatía y un buen oyente, no una solución a sus problemas. Para mantener a los huéspedes regulares de larga duración, evitar ofenderlos o intimar demasiado dando consejos.

curso de bartender

Recuerda que cuando hay poca conexión personal con los clientes, la experiencia es mayormente transaccional – el cliente paga por un servicio ofrecido por el barman. El huésped, por otro lado, viene a un bar para disfrutar de una experiencia completa, que el camarero suministra para la comodidad del huésped. Hay dos puntos clave para proporcionar una experiencia completa:

  • Creando un ambiente cálido y acogedor.  El personal debe ser amigable e interactuar con una actitud de cuidado. Esta parte de su entrenamiento requiere que el personal del bar esté instintivamente sintonizado con su entorno. Los camareros deben ser siempre conscientes de lo acogedor y cómodo que es el bar y estar preparados para adaptarse para mejorar el espacio.
  • Haciendo lo que sea necesario para hacer felices a los clientes. Además, deben ser capaces de reconocer el estado de ánimo de un cliente y sus necesidades únicas. El dueño de un restaurante de primera categoría incluso obliga a su personal a mejorar el estado de ánimo de los huéspedes por cualquier medio necesario. Repasa cuántos regalos se pueden dar o cuándo es aceptable pagar una bebida o un bocadillo. Con los límites establecidos, su personal puede ir más allá para dar a los clientes del bar el mejor servicio.

Desarrollar un equipo de camareros de clase mundial requiere tiempo y paciencia. Continúa dando retroalimentación y asegúrate de recompensar a tu personal por los trabajos bien hechos. Con el curso de bartender adecuado, pronto serás el anfitrión de la hora feliz más animada de la ciudad.

A pesar de lo esencial que puede ser un bartender para el funcionamiento de un bar o restaurante, existen otros factores que entran en juego a la hora de intentar incrementar las ventas, en este artículo te hablamos sobre ellos.

Ir arriba