“Proveedores de Alimentos” Mejor Método para Negociar con Ellos

Puede que tengas un gran menú, un chef premiado y servidores superestrella, pero si no tienes buenos proveedores de alimentos vas a pagar demasiado por la comida y los suministros, todavía puedes sufrir en el negocio de los restaurantes.

Negociar con los vendedores puede ser crucial para su éxito como restaurante. Use nuestros consejos de negociación para asegurarse de que no termine pagando demasiado por su producto.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, por mucho que te apetezca ahorrar dinero, tus vendedores están igual de ansiosos por mantenerte como cliente.

Proveedores de alimentos

¿Qué puede hacer entonces para explotar esta situación de manera positiva? Usted negociar mejores precios, cantidad, calidad o términos con sus contactos de negocios ya existentes.

Lo que la mayoría de los empresarios dirán en este momento es que no tienen tiempo y no creen que puedan obtener condiciones más favorables de sus vendedores.

La siguiente es una manera simple, diplomática e imposible de hacer trueques con sus vendedores sin tener que regatear por mejores precios o condiciones.

Haga una pequeña investigación sobre sus competidores vendedores elegidos, no se moleste en obtener demasiada información, el objetivo aquí es no dejar su actual fuente de materiales, solo para obtener un pedazo más grande de la granja.

Es importante que no te esfuerces más de lo normal. Una de las tácticas más brillantes en la negociación es, por decirlo de alguna manera, menos.

Haga el Grueso de sus Compras con un solo Proveedor de Alimentos

Una de las mayores herramientas de negociación que puedes tener al negociar con los vendedores es dar a un vendedor el 85-90% de tus compras. Recuerde que comprar al por mayor suele ser más beneficioso para ambas partes, ahorrándote dinero.

Si está dispuesto a comprar un lote de un vendedor en particular, puede que le ofrezcan precios fijos más bajos por los suministros e ingredientes.

Proveedores de alimentos - Grandes cantidades

Antes de comenzar el proceso de negociación, asegúrese de calcular la cantidad de alimentos y suministros que necesitará anualmente. Dando a sus vendedores un número alto, puede aprovechar un descuento aún mayor en las compras.

Entrevista & Investigación de Proveedores de Alimentos

Es importante que cuando se negocian los precios, se entre en una conversación sabiendo lo más posible sobre los proveedores. Usa el internet para tu ventaja. Revisiones de investigación de los distribuidores locales para tener una idea de la calidad de su servicio, y ver si puedes encontrar algún precio en línea.

Otro gran consejo es hablar con otros dueños de restaurantes para que les den consejos sobre sus vendedores favoritos. Cuando lo haga, asegúrese de hablar con ellos sobre los precios que están recibiendo.

Si el propietario de un restaurante tiene un precio particularmente bajo, usted puede utilizarlo en su beneficio al negociar con ese vendedor.

Por último, no olvide investigar los precios del mercado de productos básicos, esto lo mantendrá al tanto de cómo se ven los precios actualmente, y lo preparará mejor para las negociaciones. También deberías pedir a cada vendedor un informe de la cesta de la compra.

En este informe se esbozarán los costos estimados de un porcentaje de sus necesidades de alimentos y suministros. Esta investigación previa puede llevar mucho tiempo, pero puede ahorrarle futuros costos y frustraciones.

Deje que los Vendedores Sepan que Usted está de Compras

Casi ninguna herramienta es más poderosa cuando se negocia con los proveedores de alimentos hay que hacer saber a la compañía que estás investigando otros negocios.

Vendedor de alimentos

Asegúrate de que también verbalmente comparar los precios con los proveedores si el precio de un vendedor es más alto que el de otro, es importante comunicarlo a la empresa que hace la oferta más alta. Si pasas por este proceso con éxito, puede que los vendedores se peleen por ti y que tu precio siga bajando.

Manténgase Alejado del Costo más el Porcentaje

Generalmente, los vendedores tienen dos estrategias principales de precios que pueden ser usadas, Costo más Porcentaje & Costo más el precio fijo. El costo por porcentaje es una estrategia en la que el precio aumenta en proporción al costo, mientras que el costo más el precio fijo se paga el costo de la comida y una tarifa fija.

El porcentaje de costo-beneficio debe evitarse porque la cantidad que usted paga a un vendedor aumentará a medida que los precios de los alimentos aumenten, lo que significa que se le podría cobrar mucho más que el método de precio fijo.

Si no puede negociar una estructura de precio fijo, asegúrese de negociar el porcentaje de margen, que generalmente es más barato que el porcentaje de margen (el porcentaje de margen se basa en el margen de beneficio del distribuidor en lugar de un margen estándar).

Pedir Menos Entregas

Comprar y entregar comida y suministros a granel es más rentable tanto para el vendedor como para su restaurante. En lugar de que te envíen comida nueve veces al mes, intenta reducirla a seis veces al mes.

Proveedores de alimentos a granel

Al tener tres entregas menos, ahorrará dinero en los costos de sus proveedores de alimentos. Solo asegúrate de trabajar en mejores métodos de almacenamiento de alimentos para evitar que tus artículos se echen a perder.

Poner Todas las Negociaciones en un Contrato Escrito

Puede que hayas negociado como un profesional, pero si no tienes los términos por escrito tus términos pueden no ser buenos. Asegúrese de prevenir cualquier hipo futuro teniendo todos los términos en un contrato escrito y firmado. De esta manera, si el vendedor no cumple su parte del trato, usted estará protegido.

En Conclusión

Si le preguntas a la mayoría de la gente por qué no regatean más antes de entregar su dinero duramente ganado, lo más probable es que te digan que es porque no se sienten cómodos haciéndolo o simplemente no tienen tiempo.

Sin embargo, no debería haber ninguna razón por la que pedir un trato mejor haga que alguien se sienta incómodo o avergonzado o como una pérdida de tiempo.

¿Quieres saber por qué está negociando un buen uso de tu tiempo y energía? La respuesta es bastante simple: es más fácil hablar por un dólar que trabajar por uno.

Sin embargo, puede que no sea el caso en todos los escenarios, así que, si su tiempo es sin embargo demasiado valioso, podría conseguir un asistente que hiciera las negociaciones por usted.

Para saber más sobre la gestión de restaurantes, visita: Sistema de manejo de inventario de un restaurante y Términos más comunes del lenguaje de restaurantes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top